4 Planes Originales para vuestra Despedida de Solteros
17 mayo, 2015
7 Imprescindibles de un Kit de emergencias para invitados
9 julio, 2015
Ver todo

Cuatro consejos para organizar una boda exitosa en verano.

Llega el verano y, con él, el sol y las altas temperaturas.

Si os casáis en esta época del año, os ayudamos a listar algunos elementos imprescindibles para conseguir que vuestros invitados se sientan a gusto y que el calor no les incomode durante el evento.

Decid sí a los rincones refrescantes.

Súper importante, sobre todo si entre los familiares y amigos hay niños o gente de avanzada edad, a los que la exposición al sol suele afectar más.
Poner a disposición de los invitados botellitas de agua fresca al inicio de la ceremonia es una buena decisión. Otra interesante apuesta son los ‘corners’ con limonada, naranjada o té helado. Y ya lo más ‘trendy’ es colocar bañeras (o cubos de zinc o incluso carretillas) con cerveza y hielo.

¡Que vivan las sombras!

Las bodas al aire libre son ideales, pero cuando hasta los pájaros vuelan con sombrero… danger! Vuestros invitados agradecerán poder resguardarse de “Lorenzo” en algún momento de la celebración.
Así, procurad que las diferentes fases del evento se desenvuelvan en localizaciones en las que haya una sombra cerca y, en caso de que os hayáis enamorado de un entorno natural sin ningún tipo de elemento que de sombra y a toda costa deseéis que la ceremonia tenga lugar allí, siempre es una acierto poner a disposición de los invitados unas sombrillas, sombreros y gafas de sol, por si desean hacer uso de ellos.

Keep calm and… ¡un abanico, por favor!

Si yo fuera de invitada a vuestra boda, celebrada en una preciosa llanura manchega, en el mes de julio y a 35º de temperatura…. ¡no agradecería otro regalo más que un abanico para poder refrescarme! Y quien dice abanico, dice pay pay, complemento totalmente ‘in’ en este 2015. Y es que este accesorio os dará muchísimo juego, pudiendo cumplir dos funciones: por una parte, abanicar y, por otra, presentar a los invitados el programa de la ceremonia, por ejemplo.

¡Al rico helado de piña, para el niño y la niña!

Si os queréis meter en el bolsillo a grandes y pequeños, no hay mejor sorpresa que un carrito de helados para la hora del postre (yo me atrevería incluso con una caravana, por si se agotan las existencias 😉 ).

 

Fuentes:
http://bodasnovias.com
http://www.deerpearlflowers.com
https://twobirdsonestonewedding.wordpress.com
http://casildasecasa.vogue.esbodas.facilisimo.com

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]